El ir a pie llevando un equipo pesado nada tiene que ver con nuestros paseos urbanos. Al caminar en grupo hay que seguir el ritmo del miembro más lento, por tanto, se requiere de una planificación, organización y previsión muy detallada. Una vez que comienza el viaje, hay que detenerse después de 10 minutos para ajustar el bolso, botas y vestimenta, además, se comprueba que vamos en la dirección correcta y que todos se encuentran bien. A partir de ese momento, hay que seguir un ritmo, aminorando la marcha al ir a cuesta arriba o cuesta abajo.
 
 
Técnicas para caminar en montaña:
 
 
1. Camine lenta y regularmente, balanceando los brazos para mantener el impulso y el equilibrio.
 
2. No fuerce los pasos.
 
3. Intente mantener un paso uniforme.
 
4. Intente detenerse a intervalos regulares para descansar.
 
5. Cuando vaya en ascenso disminuya la longitud de su paso, inclínese hacia adelante y coloque el pie plano sobre el suelo.
 
6. En descenso, dé pasos largos e inclínese ligeramente hacia atrás.
 
 
Cuando camine en grupo:
 
 
1. Se debe mantener un paso que todos puedan seguir.
 
2. Vigile que nadie se adelante o atrase.
 
3. Establezca puntos de paradas, para descansar, hidratarse o comer algo.
 
4. Disfrute del entorno y sea su guardián, evite arrojar desechos o que sus compañeros lo hagan.
 
5. Delegue responsabilidades durante la marcha.
 
 

NOTA: Es muy importante que en cada excursión lleve su botiquín médico y conocimientos sobre primeros auxilios, no solo por usted, sino por todo el que le acompañe o consiga en el sendero.

Dejar un Comentario